Algo se cuece en el Parque Científico y Empresarial de la UMH de Elche PDF Imprimir E-mail

La mayoría son jóvenes que no han tenido miedo. Su inquietud ha podido más que la crisis, han lanzado sus propias empresas y han encontrado en el campus ilicitano el oasis idóneo para asentarse. Ventajas económicas, administrativas y la red de contactos ya han atraído aquí a unas 25 firmas

J. M. GRAU Principios del año 2008. El parque científico de la Universidad Miguel Hernández acoge a sus primeras empresas. El edificio Quórum III empieza a cobijar a esas firmas que de momento son consecuencia de resultados de investigación de la propia UMH: "spin-offs". Cinco años después, con otros tantos edificios levantados, el parque no sólo está aprendiendo a aguantar el tirón pese a la crisis, sino que introduce una serie de servicios añadidos que convencen a las empresas, además de contar con espacio físico y medios. Facilidades económicas, trámites administrativos y, sobre todo, la red de contactos y de interrelación con otras empresas son algunos de los puntos fuertes de este complejo que fue inaugurado oficialmente en febrero de 2011.

"Ganas de emprender"

Grupo Mediterránea Formación nació hace poco más de un año de la mano de Javier Peñafiel y David Canales, ambos de 29 años y exalumnos de la UMH y de la UA, respectivamente.
"Los dos somos culos inquietos", explica Canales, quien apunta que crearon la empresa "no por necesidad, porque tenemos nuestros trabajos estables, sino porque siempre tenemos ideas dando vueltas a la cabeza. Fue por las ganas de emprender, por hacer algo que nos satisfaciera, además de dar una respuesta real al mercado y, sobre todo, dar un buen servicio".
Peñafiel es funcionario del Ayuntamiento de Elche y Canales es árbitro asistente de fútbol en segunda división, y además ambos están realizando el doctorando. Pese a toda esa carga de trabajo, están encantados con la empresa que han montado, dedicada a la formación profesional adaptada a las pequeñas y medianas empresas. Así por ejemplo, organizan cursos para que éstas se puedan autoimplantar y cumplir con la prevención de riesgos laborales, la ley de protección de datos, autorrealizarse páginas web, pero también cursos de corte de jamón, cata de vinos y de idiomas.
"Nos asentamos aquí por buscar las sinergias con otras empresas y por las posibilidades que otorga el parque científico tanto económicas como sociales, así como de logística. Además, estamos en un punto estratégico clave", remarca Cascales, cuya empresa, que ha generado cinco puestos de trabajo, ha recibido el premio Emprendedores del Ayuntamiento de Elche.

Una oportunidad

Siptize es una firma volcada en ofrecer telefonía a través de Internet para empresas. Aterrizó en el parque científico en enero de 2012 y sus tres socios mancomunados afirman sentirse muy cómodos y a gusto. Daniel Serrano, de 27 años y exalumno de la UA, José Francisco Irles, de 29 y procedente de la UMH, y José Vicente Pérez, de 34 y salido de la Politécnica de Valencia, tienen claro que "la crisis no es sólo destrucción de empleo, también es una oportunidad".
Los tres trabajaban para una empresa, aunque sus inquietudes empresariales les llevaron a ser valientes y a abrir su propio negocio por entender que dentro de la telefonía por Internet no hay tanta crisis, y también por el hecho de que pueden presentar a las empresas propuestas muy válidas manteniendo costes. Su firma de momento cuenta con clientes de la provincia, pero esperan expanderse a nivel nacional.
Con respecto a por qué decidieron asentarse en el parque científico, Pérez destaca que sus responsables "te comunican muy bien con el resto de parques y el mundo empresarial, aparte de que te asesoran y las instalaciones están muy bien". Desde Siptize agregan a su vez que por servicio y precio todo es muy competitivo, y subrayan que continuamente son informados e invitados a participar en ponencias, conferencias y subvenciones.
Ricardo Domínguez es El Caleidoscopio. A sus 37 años este ingeniero de Telecomunicaciones y con estudios avanzados en Ciencia y Cultura por la Universidad Autónoma de Madrid, ha apostado por una empresa de divulgación de la investigación por toda España.
"Realmente es lo que nos gusta hacer y dentro del mundo de la comunicación científica y de la innovación aportamos nuevas vías y maneras de comunicar y tender puentes entre ciencia y sociedad. Pensamos que hay por tanto un nicho de mercado que podemos abordar y nos lanzamos a ello", declara.
Llegó al parque en noviembre de 2011, cuenta con unos cinco colaboradores y asegura que en Elche "el entorno es el idóneo al trabajar junto a empresas de base tecnológica e innovadoras, además de los múltiples servicios y ventajas que ofrece el parque a sus emprendedores en su misión de promover la cultura empresarial e innovadora en el entorno local y provincial".

Hija de la crisis

No muy lejos de su despacho, en el edificio Quórum IV, está Tecnoinsole Engineering, que se dedica a la fabricación de plantillas ortopédicas mediante sistemas de diseño por ordenador. Santiago Ledesma, de 38 años e ingeniero informático por la Universidad de Alicante, encabeza esta iniciativa.
"Somos una empresa anticrisis o hija de la crisis", revela el responsable, quien añade que "pese a que estamos en un contexto de crisis económica y eso repercute en la facturación, las soluciones que aportamos son innovadoras y permiten al profesional realizar un tipo de ortesis (plantillas) que con técnicas tradicionales no puede realizar. La industrialización lleva a una reducción de costes, de forma que lo que paga el podólogo por sus ortesis es incluso inferior a sus costes propios de fabricación".
La firma, con 11 trabajadores, mantiene su equipo de I+D en el parque científico, mientras que la producción de plantillas se realiza en Petrer. "El ambiente de trabajo aumenta la productividad. Además, los servicios e infraestructuras permiten al equipo de I+D centrarse en su tarea y conseguir mejores resultados", apunta para justificar la presencia en este campus de esta empresa que está un crecimiento continuo de su facturación.
Un ejemplo de cómo las nuevas tecnologías también se aplican al sector de la alimentación lo encontramos en Vitalgrana, presente en este recinto científico desde finales de 2011. El gerente es Manuel Esclapez, de 55 años, y unas 25 personas trabajan -en otra planta situada fuera del parque- en conseguir zumo natural 100% exprimido a diferencia de los zumos de granada de la competencia elaborados a partir de concentrado.

Desarrollo rural

Las razones por las que decidieron estar aquí fueron "precisamente para impulsar el desarrollo agrícola de la zona en estos momentos tan difíciles. La granada ha sido un producto muy arraigado al sur de la provincia, y junto con el nuevo boom generado acerca de sus propiedades beneficiosas, intentamos ofrecer productos saludables, de calidad y de un alto valor añadido, además de fomentar el desarrollo rural de nuestra provincia y dar una salida digna a los productos autóctonos", indican desde la mercantil.
Su elección por el parque científico se debe a que se pueden apoyar en el ambiente de trabajo universitario y utilizar las instalaciones de la UMH. "Nos va a dar unos mejores y más eficaces resultados en cuanto al desarrollo de nuevos productos y procesos", añaden.
Cinco ejemplos en definitiva que aportan pistas de qué ambiente se respira en este complejo tecnológico, que facilita la interacción con investigadores de la propia UMH, pero también con el amplio tejido empresarial de la provincia y de fuera, necesitados todos de soluciones imaginativas e innovadoras.

Con perspectivas optimistas de crecimiento a pesar de la situación empresarial actual
Cerca de 25 empresas están asentadas en el parque científico de la UMH, que en Elche cuenta con cuatro edificios, . "Nuestras perspectivas de crecimiento son optimistas. Seguimos incorporando empresas a pesar de la situación actual", señalan desde este organismo cuya directora-gerente es Tonia Salinas, la segunda persona que se hizo responsable del parque y bajo cuyo mando el mismo ha registrado un mayor impulso y transformación. Una fundación, Quórum, es la gestora del parque y tiene como misión "canalizar las iniciativas de investigación científica de la Universidad para satisfacer las principales necesidades y objetivos de las empresas". Coepa y la UMH son los patronos fundadores.

 

Ultimas Noticias

Archivo noticias